Puede ocurrir que en ciertas circunstancias necesitemos de una llave del coche extra ya sea porque hemos extraviado la que normalmente usamos, porque nos la hemos dejado en algún lugar o por otras razones.

Así, la solución más clara es tener un duplicado de nuestra llave del coche como medida de seguridad, ya que podemos encontrarnos en mitad de una situación de este tipo en mitad de una actividad social o en el trabajo.

Preparados con las últimas tecnologías

En Eginer, como empresa dedicada al duplicado de llaves, cerraduras y mandos a distancia de automóviles, contamos con equipos de diagnosis para la programación de llaves con las últimas tendencias en la industria automotriz.

Esto nos permite crear copias de casi cualquier marca o modelo de coche en el mercado.

Llaves transponder o con chip

Desde 1997 la mayoría de los vehículos han incorporado un chip dentro de las llaves que hace que entren en funcionamiento. En el caso de que no funcione, el coche no podrá arrancar. Es por eso que la importancia de programar otro juego de llaves por si hubiera alguna emergencia es esencial.

En ocasiones, los conductores requieren de llaves diferentes para abrir los distintos bombines del automóvil; por ejemplo, necesitan una para abrir el coche, otra para arrancar y otra para abrir el maletero. En este caso lo ideal es cambiar los bombines para usar una sola llave.

Además, no sólo han evolucionado las llaves, sino que también los mandos han tomado especial avance en los últimos tiempos. Actualmente ya se están introduciendo las llaves de tarjeta, que permiten usarla como llave.

Otro tipo de llaves que han aparecido son las manos libres, que abren el vehículo con sólo acercarse a él.

Así pues, tener un duplicado de llaves debe ser una medida de seguridad a tener en cuenta por todos los conductores. Así se evitarán malos ratos en mitad de la calle.