Con el ajetreo que llevamos hoy en día, es fácil encontrarnos ante la situación de haber olvidado dónde hemos dejado nuestras llaves de coches. Ante esta tesitura es mejor mantener la calma y, con paciencia, intentar recordar el lugar exacto donde las hemos dejado la última vez.Si estás en casa, piensa en la ropa que llevabas el último día, la chaqueta, el bolso o la cartera, y también mira en las habitaciones, por si la dejaste en algún lugar al entrar por casa.

Si estás en la calle, en cambio, tómate un tiempo con calma y revisa bolsillos de la ropa y del bolso, porque seguro que está en uno de ellos. Si no aparecen, piensa en qué lugares has estado (oficina, cafetería…) y si en alguno de ellos dejaste las llaves apoyadas sobre una mesa, en lugar de guardarlas.

Al final, casi siempre, aparecen en el lugar más inesperado, aunque a veces desaparecen definitivamente y debemos echar mano del duplicado.

Cuáles son los mejores lugares para guardar las llaves

Para evitar estos sustos, lo mejor es tener un sitio fijo para guardar las llaves del coche. A fuerza de repetir el gesto, siempre las guardarás en el mismo sitio y recurrirás a al mismo lugar instintivamente para cogerlas.

Cuando estás fuera de casa, el mejor lugar donde guardar las llaves de coches es uno mismo. Los bolsillos del pantalón o de la chaqueta son sitios comunes donde guardarlas, pero te recomendamos que elijas un lugar y no lo cambies (para evitar precisamente eso, el susto de no saber dónde están).

Si utilizas de forma frecuente bolso o cartera, también son un buen sitio para guardarlas. Igualmente, ten un bolsillo destinado a las llaves del coche y no las vayas dejando cada vez en un sitio. Te ahorrarás sustos.

En la temporada de verano, que aprovechamos para pasar el día en la montaña o en la playa y acostumbramos a ir ligeros de ropa, siempre nos encontramos con el dilema de dónde dejar las llaves de coches. Lo mejor que podemos hacer, si la llave no es electrónica, es pasarle un cordón a la arandela y colocarla alrededor de nuestro cuello. En el caso de que la llave sea electrónica, correremos el riesgo de que se pierda o la roben, así que quizá sea mejor guardarla en un bolsito que no perdamos de vista, con los demás enseres personales que llevamos.

En casa, el mejor lugar para guardar las llaves en casa sería un colgador en la misma entrada. Así te aseguras de cogerlas cuando marchas, y de dejarlas en su sitio tan pronto entras por casa.

No guardes las llaves en el interior ni en el exterior del vehículo

Hay personas que quieren tener a mano fuera de casa el segundo juego de llaves, por si acaso no encuentran las llaves del coche. Pero guardar las llaves en lugares como la llanta del coche está muy visto: si alguien pretende robar nuestro coche, será el primer lugar donde mire. Dejar un juego de llaves de repuesto dentro del propio vehículo, además de ser un gran error, tampoco te sería de gran ayuda si pierdes el juego original y debes llamar, igualmente, al cerrajero.

Por eso, nunca guardes las llaves del coche en el interior ni en el exterior del vehículo. Si te encuentras en la situación de no encontrar las llaves, tienes dos opciones: llamar a la grúa o pedir un cerrajero. La grúa puede llevaros a ti y al coche a casa, donde tendrás el segundo juego a buen recaudo. Algunos seguros incluso te ofrecen la opción de recoger la llave de repuesto y llevarla hasta donde estás, para que puedas acceder al vehículo.

Y si no tienes llave de respuesto, tu opción es un cerrajero. Puedes contactar con E.Giner y nosotros te sacaremos del apuro, creando un duplicado a través de la cerradura o cambiando las cerraduras.