Los juegos de llaves de coches también requieren de mantenimiento. De forma habitual, antes de dejar de funcionar del todo las llaves electrónicas comienzan a dar señales de que algo va mal. Para conocer la mejor forma de efectuar la reparación, es necesario fijarse en el origen del problema.

A continuación ofrecemos algunas pautas referentes a cómo detectar los fallos más habituales en este tipo de mandos.

Averías más comunes de llaves de coches y su reparación

Antes de hacer cualquier otra comprobación, la que todos conocemos y no por ello deja de ser menos útil es asegurar que la pila del mando no esté consumida. Si así fuera, debería ser sustituida.

Pero incluso si la pila todavía tiene carga, es probable que el problema siga relacionado con esta parte del mando. Por ejemplo, algo habitual es que aparezca óxido en las zonas de contacto de la pila.

En ese caso, la solución pasaría por una buena limpieza en manos de profesionales. Es importante que así sea pues no puede entrar agua a ninguna zona del mecanismo interno ya que lo dañaría.

Y aunque no esté relacionado con el fallo del mando, ya se aprovecha para hacer una limpieza exhaustiva de la tapa o el teclado con un pequeño cepillo.

Otro de los problemas más habituales pasa por la desincronización del mando, que se puede solventar con un pequeño juego de movimientos que te indicaremos en el taller según el modelo de tus llaves.

Sin ninguna duda, los fallos que más se dan provienen del impacto que sufren las llaves de coches en caídas accidentales. Estas calan hasta el circuito interno, por lo que la reparación requiere de un buen análisis e instrumentos apropiados.

Sea cual sea el origen del problema, en E. Giner ofrecemos todas las garantías en cuanto a reparación de llaves de coches. Acude a cualquiera de nuestros talleres para dejarlas como nuevas.

CONTACTAR CON RECAMBIOS
Contactar Taller Barcelona