Todos sabemos que las llaves de coche son un elemento indispensable para el funcionamiento del vehículo. Sin ellas, no podemos acceder al interior ni arrancar el motor, por lo que es muy importante saber cómo funcionan y los distintos tipos de llaves de coche que existen. En el artículo siguiente te lo explicamos.

Partes de las llaves de coche

La primera de las partes de las llaves de coche es el espadín, que está hecho con una variedad de metal y tiene la función de accionar las cerraduras, introduciéndolo en la misma. Al hacerlo girar, la cerradura reacciona abriéndose o cerrándose. Existen, a su vez diversos tipos: de serreta, de regata, de cruz o de tibbe, dependiendo del modelo de vehículo y su fabricación.

Por otro lado, el transponder es un chip electrónico pequeño que está incorporado en el interior del cabezal de la llave. Hay modelos que no llevan chip y ya está incorporado en la electrónica del mando. Se comunica con la antena de la cerradura de arranque, para dar orden de encendido y fueron introducidos por primera vez en la década de los 90.

Llaves de coche

Otra de las partes más importantes en el funcionamiento de las llaves de coche es el mando a distancia. Normalmente funciona emitiendo una señal de radio o infrarrojos que acciona los pestillos, abriendo o cerrando el coche a distancia.

En caso de necesitar un duplicado de tu llave de coche, debes tener en cuenta el PIN Code, un código de seguridad que da acceso al inmovilizador del coche. Sin él no se puede entrar a codificar nuevas llaves.

Sea cual sea tu necesidad, en E.Giner te ofrecemos soluciones a medida para las llaves de tu coche. Para conocer todo lo que ponemos a tu disposición, ponte en contacto con nosotros.